Myrta Lebrón

Vicepresidente de Programas

Su historia en P.E.C.E.S., Inc

myrta-paint

Myrta Lebrón llegó a P.E.C.E.S. a los 12 años. "Empecé como voluntaria, dando tutorías. Pero era muy tímida" señala ella misma. Era la más joven de todos y ofrecía las tutorías por lo mucho que le gustaba ese servicio.

De su timidez y mucha dificultad para hablar en público no le queda nada. En P.E.C.E.S. descubrió sus talentos y aprendió a manejar sus crisis familiares, que hubiera desanimado a cualquiera. Aquí conoció a Andrés, quien se convirtió en su esposo.

Al facilitar oportunidades de formación y auto empleo, P.E.C.E.S. hace posible que los jóvenes de Punta Santiago quieran quedarse y ser parte de la renovación de su comunidad. Myrta no es la única, comenta, que teniendo las posibilidades de mudarse del barrio y tener otro empleo, optó por trabajar en y por Punta Santiago. Ella misma expresa "Yo sabía que lo que escogiera como trabajo tenía que ayudarme a quedarme en mi comunidad. Porque P.E.C.E.S. te enamora y te llama a quedarte".